La vida después de la ortodoncia: Cómo mantener su nueva sonrisa

Para muchas personas, quitarse por fin los aparatos de ortodoncia puede suponer un gran alivio, pero el camino hacia una sonrisa recta no debe terminar ahí. Para que tu nueva sonrisa siga siendo lo más bonita posible, deberás mantener una buena higiene bucal y cuidar tus dientes tras la retirada de los aparatos. Con un mantenimiento adecuado, podrá conseguir una sonrisa recta y segura que durará toda la vida. Estos son algunos consejos sobre cómo cuidar su sonrisa después de los aparatos, qué esperar en cuanto a la duración de los cuidados posteriores, e ideas para mantener su sonrisa sana en los años venideros.

Conseguir un plan de postratamiento

Una vez que te hayan quitado los aparatos y tus dientes hayan conseguido la sonrisa que buscabas, recibirás un plan de cuidados postoperatorios de ortodoncia de tu dentista u ortodoncista. Este plan suele incluir visitas periódicas al dentista para revisiones, así como orientación sobre el mantenimiento de su nueva sonrisa mediante un cuidado bucal adecuado. Es posible que el ortodoncista también te proporcione un nuevo juego de retenedores para ayudarte a evitar que los dientes se muevan una vez retirados los aparatos.

Seguir unos buenos hábitos de higiene bucal

Es importante seguir practicando una buena higiene bucal una vez retirados los aparatos para ayudar a mantener los dientes sanos y libres de bacterias. Esto incluye cepillarse los dientes al menos dos veces al día durante dos o tres minutos cada vez, utilizar una pasta dentífrica con flúor y usar hilo dental entre los dientes. También puede utilizar un enjuague bucal antibacteriano para ayudar a eliminar las bacterias y la placa de las zonas de difícil acceso de la boca.

Cuide sus retenedores

Además de mantener su rutina habitual de cuidado bucal, también tendrá que cuidar sus nuevos retenedores. Estos aparatos son necesarios para ayudar a mantener los dientes rectos ahora que no llevas aparato. Es importante limpiar el retenedor con regularidad utilizando un cepillo de dientes de cerdas suaves y un detergente suave. Asegúrate de no utilizar nunca agua caliente ni lejía, ya que pueden deformar o dañar el material plástico. Guarda tus retenedores en un estuche cuando no los uses para protegerlos de posibles daños.

Presta atención a lo que comes

Es importante que prestes atención a lo que comes cuando te quitan los brackets. Los alimentos pegajosos y duros pueden dañar su nueva sonrisa, por lo que es mejor evitar este tipo de alimentos siempre que sea posible. Algunos ejemplos son los caramelos duros, las palomitas de maíz, los chicles, los caramelos duros o pegajosos, las patatas fritas y los frutos secos. Intenta seguir una dieta equilibrada que incluya mucha fruta, verdura y otros alimentos ricos en nutrientes para mantener en buen estado tus dientes, encías y tu salud bucodental en general.

No descuide las visitas periódicas al dentista

Después de quitarte los brackets, es importante que sigas visitando a tu dentista para revisiones y limpiezas periódicas. Su dentista podrá controlar su salud bucodental y orientarle sobre la mejor manera de cuidar su nueva sonrisa. También podrá detectar precozmente cualquier posible problema dental y ofrecer tratamiento o consejos para solucionarlo.

Mantener una sonrisa sana

Quitarse los brackets es sin duda un momento emocionante, pero es importante mantener unos buenos hábitos para conservar su nueva y mejorada sonrisa. Asegúrese de mantener limpios los dientes y los retenedores y evite ingerir alimentos que puedan ser perjudiciales. Mejor aún, esfuércese por seguir una dieta nutritiva y equilibrada que le ayude a mantener una salud bucodental óptima. Además, no olvides visitar regularmente a tu dentista para estar al tanto de cualquier posible problema dental. Siguiendo estas recomendaciones, estará en el camino hacia una nueva sonrisa sana, segura y bonita.