Cómo superar la ansiedad dental: Estrategias para una visita sin estrés

La mayoría de la gente preferiría no visitar al dentista, ya que la ansiedad dental crónica impide a millones de estadounidenses recibir la atención dental que necesitan. Sin embargo, los avances tecnológicos, las técnicas de relajación y una mejor comunicación entre dentista y paciente han hecho que la consulta del dentista sea más cómoda que nunca. Tenga en cuenta las siguientes estrategias para ayudar a un paciente preocupado a tener una visita sin estrés.

La comunicación es la clave: Prepararse para la cita

Antes de la cita, comente cualquier preocupación o temor con el dentista o su personal. Hágales saber qué le causó ansiedad en el pasado y qué puede ayudarle a aliviar ese miedo. Muchos dentistas progresistas entienden la ansiedad dental y pueden adaptar un plan personalizado a las necesidades del paciente. Establecer límites en los tratamientos o acordar una señal para tomarse un descanso puede ayudar a mantener a los pacientes cómodos y tranquilos durante su visita.

Técnicas de respiración adecuadas para una visita al dentista sin estrés

Las técnicas de respiración profunda son una forma eficaz de calmar el sistema nervioso. Si la ansiedad aumenta durante las citas con el dentista, practique ejercicios de respiración profunda. Sentado en la sala de espera, hacer unas cuantas respiraciones largas y profundas por la nariz y por la boca puede ayudar a regular el sistema nervioso parasimpático del cuerpo y a relajar los músculos.

Ejercicios de relajación muscular progresiva

La relajación muscular progresiva es otra técnica de relajación basada en la idea de que la respuesta de relajación del cuerpo puede desencadenarse concentrando la atención en cada parte del cuerpo, liberando la tensión y, a continuación, respirando con tranquilidad. Esta técnica ayuda a combatir el estrés que puede asociarse a las citas con el dentista, manteniendo a los pacientes relajados y tranquilos.

La música adecuada puede ayudar a reducir la ansiedad

Si las técnicas de relajación no funcionan para hacer frente a la ansiedad dental, la música puede ser una herramienta útil para ayudar a calmar el sistema nervioso. La música muy suave de la naturaleza o de un reproductor de CD puede calmar el cuerpo y la mente y mejorar la relajación durante la cita con el dentista. La música también puede bloquear los sonidos del equipo del dentista, que a menudo desencadenan la ansiedad dental de algunos pacientes.

Mindfulness Techniques as a Way to Reduce Dental Anxiety

La atención plena puede ser una estrategia útil para hacer frente a la ansiedad dental. Para practicar la atención plena, no luches contra los sentimientos ni los niegues, más bien acéptalos sin juzgarlos. Concéntrate en los sonidos, sensaciones, olores y pensamientos asociados a estar en la consulta del dentista. Simplemente observa cada cosa sin apegarte a ella ni rumiar nada. Estar plenamente presente en el momento puede ayudar a relajar el cuerpo y la mente.

Conclusiones

Las visitas al dentista no tienen por qué provocar ansiedad. Hay muchas estrategias que una persona puede poner en práctica para tener una cita con el dentista sin estrés. Comunicarse con el dentista o su personal antes de la cita es clave para preparar una visita positiva y sin estrés. El uso de técnicas de respiración profunda, relajación muscular progresiva, música y atención plena puede ayudar a mantener a los pacientes relajados y cómodos. Recuerda que no pasa nada por tomárselo con calma, sobre todo si la ansiedad por el dentista es grave.

Con un dentista compasivo, la comunicación adecuada y la técnica de relajación correcta, las visitas al dentista pueden convertirse en una experiencia menos desalentadora y libre de estrés.