Antes y Después: Transformaciones reales con carillas de porcelana

¿Necesita ayuda estética para sus dientes? ¿Quiere una sonrisa más brillante, blanca y recta que nunca? Si es así, entonces es posible que desee considerar la posibilidad de obtener carillas de porcelana. Las carillas son una opción cosmética dental muy popular que puede suponer una verdadera transformación en el aspecto de su sonrisa. Aquí, vamos a ver algunos de los más sorprendentes «antes y después» de las transformaciones con carillas de porcelana.

¿Qué son las carillas de porcelana?

Las carillas de porcelana son finas fundas hechas a medida que se fabrican para cubrir la parte frontal de sus dientes. Estas carillas pueden cubrir una gran variedad de problemas dentales como el amarilleamiento, las manchas, los desconchones, las grietas, los desajustes, las lagunas y el apiñamiento. Las carillas están hechas de un material de porcelana resistente y duradero que se adhiere firmemente a sus dientes naturales. Esto significa que no sólo sus carillas tendrán un aspecto estupendo, sino que también puede estar seguro de que se mantendrán a lo largo del tiempo.

Historias de antes y después

Una de las mejores cosas de las carillas de porcelana son las increíbles transformaciones que pueden hacer. He aquí algunas historias reales de transformaciones antes y después de las carillas.

La historia de Shelby

A Shelby siempre le había disgustado su sonrisa. Estaba acomplejada por sus dientes torcidos y manchados. Tras una visita al dentista, Shelby decidió ponerse carillas. En sólo dos visitas al dentista, Shelby pudo conseguir una sonrisa que le entusiasmaba y de la que estaba orgullosa de presumir. Sus dientes eran rectos, blancos y del tamaño perfecto. Hablando de su experiencia, Shelby dijo: «Ponerme carillas ha sido la mejor decisión que he tomado nunca».

La historia de Jesse

Jesse se había astillado un diente frontal en un accidente cuando era más joven. Siempre se había sentido acomplejado por el aspecto de su diente astillado. Después de discutir sus opciones con su dentista, Jesse decidió ponerse una carilla. Los resultados fueron sorprendentes. En una sola visita al dentista, el diente astillado de Jesse quedó completamente oculto. El color, el tamaño y el aspecto de sus dientes se habían vuelto completamente uniformes.

La historia de Leslie

Leslie estaba cansada de sus dientes pequeños y descoloridos. Después de decidirse a ponerse carillas, Leslie dijo: «No puedo creer la mejora. Pensaba que nunca estaría contenta con mi sonrisa, ¡ahora lo estoy! Me siento guapa».

El proceso

El proceso de ponerse carillas implica unas cuantas visitas al dentista. En primer lugar, el dentista realizará un examen oral y tomará radiografías para determinar la salud de sus dientes y el mejor curso de acción para la mejora de su sonrisa. A continuación, el dentista dará forma a sus dientes y tomará una impresión para crear sus carillas personalizadas. Por último, se aplicarán sus nuevas carillas y su dentista se asegurará de que tengan el aspecto, el ajuste y el funcionamiento correctos.

El coste

El coste de las carillas puede variar mucho en función del número de carillas que se utilicen y de la ubicación del dentista. Por término medio, los planes de seguro dental no cubren el coste de los tratamientos estéticos, pero algunos proveedores pueden ofrecer una opción de cobertura parcial. Para ayudar a cubrir el costo de las carillas, algunas personas optan por utilizar los planes de financiación dental, mientras que otros optan por utilizar una tarjeta de crédito para hacer los pagos.

Conclusión

Si usted está buscando un cambio dramático, de larga duración en su sonrisa, a continuación, carillas de porcelana puede ser la opción perfecta para usted. Las carillas no sólo pueden aportar mejoras estéticas impresionantes, sino que también pueden proporcionar beneficios funcionales a sus dientes. Es importante que hable de la opción de las carillas con su dentista para obtener el mejor resultado para su sonrisa única. Al fin y al cabo, su sonrisa es una de las primeras cosas en las que se fija la gente.